Tristeza y procesos cognitivos

Cuando perdemos algo muy valioso para nosotros, se suele mezclar la tristeza con la culpa. Nuestro cerebro analiza todas las posibilidades, sean realistas o no. Nos preguntamos por qué sucedió, si se pudo haber evitado o incluso si realmente ha sucedido. Por eso, también analizamos nuestro papel, qué podríamos haber hecho, si estaba en nuestra mano que no sucediera y sin embargo no hicimos nada… Todo esto no sólo nos ocasionará tristeza, sino otro tipo de sentimientos como la falta de valía o la culpa, lo que hará que, si seguimos dando crédito a estas interpretaciones, suframos más.

© Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad