Prevención de la ira

Para prevenir la irritabilidad y los problemas relacionados con la ira es bueno seguir los mismos principios de los que hemos hablado para prevenir el estrés.

  1. Realizar las actividades con tiempo y de manera organizada, habiendo dormido lo suficiente y estando relajado.
  2. Practicar la relajación regularmente, dedicarnos un poco de tiempo a nosotros mismos y cuidar nuestro bienestar. Esto nos ayudará a amortiguar los pequeños contratiempos diarios, que son la base de muchas reacciones de ira.
  3. Aprender a comunicarnos mejor con las personas con las que convivimos, especialmente con nuestros seres queridos. Los problemas de convivencia son inevitables, pero sí podemos evitar enfadarnos por cosas sin importancia.
  4. Desarrollar un estilo de convivencia relajado, en el que no se busquen culpables por los pequeños problemas, sino soluciones. Cuando se buscan culpables se castiga al otro, lo que hará que se sienta mal y trate de defenderse, probablemente buscando su oportunidad de devolvernos el castigo.
  5. No recordar continuamente los errores del pasado, sino resaltar los avances que se han hecho y ayudar al otro a cambiar. De esta manera la convivencia será más distendida.
  6. Procurar no levantar la voz y pedir al otro que no grite, que se exprese con calma, puede ayudar a que los pequeños problemas no vayan a más. El tono de voz alto indica enfado y se suele reaccionar levantando aún más la voz, lo que aumenta la tensión de la conversación y puede desembocar en una reacción de ira por ambas partes.
  7. Entrenar en deshacer distorsiones cognitivas, es decir, en formas erróneas de interpretar la realidad. Se puede conseguir leyendo libros o los contenidos de esta web. Aprenderemos así a prevenir tensiones y reacciones de ira, a no magnificar los sucesos negativos, a preguntar si no hemos entendido algo en lugar de reaccionar con suspicacia o con enfado, a comunicar lo que queremos en lugar de esperar que el otro piense lo que nosotros pensamos etc.

© Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad